miércoles, 13 de febrero de 2008

El amor

.
Ponme como sello sobre tu corazón,

como sello sobre tu brazo;

porque es fuerte el amor

como la muerte,

tenaz, como el seol, la celosía.

Flechas de fuego son sus flechas,

sus llamas, llamas de Yavé.



Aguas inmensas no podrían apagar el amor,

ni los ríos ahogarlo.

Quien ofreciera toda la hacienda de su casa

a cambio del amor, sería despreciado.



Cantar de los cantares o
Sir hassirim 8, 6-7.

Mets-moi comme un cachet sur ton coeur,
comme un cachet sur ton bras ;
car l’amour est fort
comme la mort,
la jalousie, cruelle comme le shéol ;
ses ardeurs sont des ardeurs de feu,
une flamme de Jah.
Beaucoup d’eaux ne peuvent éteindre l’amour,
et des fleuves ne le submergent pas ;
si un homme donnait tous les biens de sa maison
pour l’amour, on l’aurait en un profond mépris.

El cantar fue escrito, siete siglos después de Salomón.




6 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Bello, realmaente. Recuerdo esos pasajes de la Biblia y otros con alegría.
Gracias por lo que me has contado en mi blog. Me encantó tu recuerdo.

Un beso.

fgiucich dijo...

El amor en toda su profunda y bella dimensión. Abrazos.

Tarí Alcarin dijo...

Hola Eugenia, gracias por dejar tu huella en mi blog.

Besos

kiantei dijo...

Bello entre los más bellos libros de la Biblia.
te agradezco la visita y el instante de conversa grata a través de todas las distancias querida amiga.

Rodrigo dijo...

todo bien...y tú?....

beso.

Máximo Ballester dijo...

Gracias por volver a visitarme, amiga. Para cuándo un nuevo post: ¿podrás contestarme?

Espero estés bien y tu hijo también.
Te dejo un fuerte abrazo.